Embarazo gemelar

El día que supimos de nuestro embarazo gemelar fué poco tiempo después de haber vivido la experiencia de una pérdida y estaba muerta de miedo ya que comenzaba a sentir síntomas parecidos a los que viví en aquel momento.

Decidimos ir de urgencia al doc, y cuando comienzó a realizar la ecografía se quedó es silencio... mi corazón latía a mil por hora y el miedo me inundaba, se cruzaron las miradas junto con la enfermera y se les escapó una sonrisa algo nerviosa. En ese momento fué cuando sin soltarle la mano a mi compañero de vida pregunte :


Yo: "Está todo bien????"

Médico: "Tranquila, déjame confirmar algo.....(silencio)......Sí ! Efectivamente está todo bien! No es uno si no que son DOS! FELICIDADES ESTÁS ESPERANDO GEMEL@S!"

Yo: "NOOOO....(risa nerviosa) DOS !!! DOS !! - Literalmente no lo podía creer, estaba contenta, nerviosa, emocionada y muerta de miedo a la vez


Sergio en cambio luego de preguntarle al doc si amb@s bebés estaban bien, quedó mudo, en shock hasta que pasado unos minutos recordó un cochecito que habíamos comprado en un viaje reciente a Estados Unidos que por supuesto era para un sólo bebé, por lo que las únicas palabras que logró articular fueron "El coche, no nos sirve el coche y no lo podemos cambiar..." (Hombres jeje)


Comenzaba nuestra inesperada vida múltiple con éste embarazo gemelar monocorial biamniótico.



Porsupuesto una de las primeras cosas que nos comentó el médico fué que este tipo de embarazo era de alto riesgo, más aún al ser un embarazo donde compartían placenta. Nos habló del riesgo de la "Transfusión Feto Fetal" (TFF) pero ya era mucha información para un día.


Al siguiente control nos explicó más sobre los riesgos asociados, sobretodo de la TFF pero claro que yo intentaba no enganchar con esa posible amenaza e intentaba vivir mi embarazo lo más tranquilamente posible. Con sólo imaginarme mi nueva vida con dos bebés ya tenía suficiente en mi cabeza...


Los controles eran seguidos y todo iba con normalidad, comencé con una búsqueda insaciable por conocer mas acerca del mundo múltiple pero me llevé grandes desilusiones y frustraciones al no encontrar mucha información sobre la vida gemelar.


Me habían dicho que hasta la semana 20 aproximadamente se comenzaba a sentir la diferencia entre un embarazo de un bebé con uno múltiple, ya el cuerpo se empezaría a transformar más "rápidamente" y el metabolismo suele estar tan enfocado en formar y nutrir a éstos 2 bebés que no queda mucha energía para la madre embarazada.


Mientras pasaban las semanas, estuve en una montaña rusa de emociones, estaba feliz pero a la vez muertísima de miedo! No sabía como lo iba a hacer con dos bebés, empecé a imaginarme todo tipo de situaciones cotidianas y en TODAS me sentía insegura, llena de miedos e incertidumbre.


Para bajar la ansiedad que me rondaba y por la poca información que encontraba en libros o páginas webs, comencé a buscar dentro de mi círculo cercano (y no tan cercano también) mamás de gemel@s que me pudieran responder las miles de preguntas que tenía en mi mente...


...y así fué como fueron pasando los días... las semanas... hasta que llegamos a la semana 21.



Semana 21 Embarazo Gemelar Monocorial Biamniótico


Fuimos como era habitual a nuestro control con el médico, todo iba bien hasta que en medio de la ecografía nos dicen que tendrán que llamar a otro médico para evaluar parte de lo que estaba mostrando la ecografía.


Luego de que entraran y salieran varios médicos nos dan la noticia...

Estábamos frente a uno de los peores escenarios y los miedos se hacían realidad.

Nuestro médico nos hablaba en porcentajes y la vida de nuestras peques de pronto eran números... recuerdo esa frialdad, ese pánico... y se me vuelven a parar los pelos.

  • Las probabilidades de que sobrevivieran si no me operaba era del 1% para ambas.

  • Las probabilidades que sobrevivieran las dos luego de la operación era del 50%

  • Y que sobreviviera sólo una después de la operación era del 60%


En palabras simples la Transfusión Feto Fetal es una complicación que se da sólo en embarazos gemelares donde los fetos comparten la placenta, que es de donde se alimentan. En cierta etapa gestacional se "desequilibra" la entrega de alimento y nutrientes y uno de los fetos comienza a recibir mucha sangre, su corazón debe trabajar más y hacer un esfuerzo Mayor para lo que está recibiendo, mientras el otro feto comienza a quedar sin alimento, se vuelve anémico y pequeño. (No soy médico, ésto es lo que yo interpreté como madre)


Decidimos viajar a Barcelona para operarnos con un médico que nos recomendaron, Dr. Gratacos en el Hospital Clinic, eminencia en ésta área y que hoy en día se dedica a dar conferencias por el mundo sobre las cirugías intrauterinas.

(ésta operación sí se realiza en Chile)


Al día siguiente ya estábamos volando hacia Barcelona debido a la urgencia de la situación, nos bajamos del avión y nos fuimos directo al hospital con maletas incluidas.

Nos confirmaron el estadío (3) y programamos la cirugía para 12 hrs después.

"Las estadísticas" frías de los números seguían estando pero aquí fueron mas "alentadoras" nos dijeron que era 60% probable que sobrevivieran las dos y 80% seguro que fuera sólo una. Yo me resistía a pensar en que sólo una sobreviviera, quería a mis dos bebés conmigo! Las dos por igual.



La cirugía duró sólo 9 minutos (supongo que dada la experiencia del equipo médico, en ese entonces llevaban mas de 1.700 casos como el mío) Deben hacerlo en el menor tiempo posible para disminuir el riesgo de rotura de La Bolsa que contiene el liquido amniótico y hacer un trabajo super delicado ya que el mayor riesgo es que ese orificio por donde entra la cánula con la que operan, no se debe mover mucho para que no se agrande, y mantener la máxima precaución.


La cirugía consiste en "cauterizar" mediante una técnica llamada "fetoscopía láser" la placenta y de esta manera "dividir" de manera lo más equitativo posible la placenta para que cada uno de los fetos tenga ojalá el 50% de "alimento" y que cada uno quede con su propio sistema de circulación (que hasta ese entonces era compartido)

El porcentaje de que sobrevivan los dos fetos luego de ésta operación es debido a la complejidad de encontrar "el ecuador" de la placenta, encontrar esa mitad, ya que la forma de ésta no es regular y los vasos sanguíneos tampoco son parejos. Y en mi caso, la placenta estaba "doblada" en uno de sus extremos...



Bueno, a pesar de que la sedación que utilizan no es general, yo me quedé profundamente dormida con lo que me pusieron, aún recuerdo exacto los minutos previos, cuando me llevaban, lo que veía, los colores, olores, voces... mi cuerpo temblaba entero... ahí supe lo que es "temblar de miedo" literal... era incontrolable...el miedo invadía cada célula de mi cuerpo...fué ahí cuando descubrí que hasta ese entonces nunca en mi vida había sentido miedo. Miedo real, miedo de vida o muerte.


Cuando desperté estaba Sergio a mi lado y mi Suegra afuera (que por cierto la amo profundamente y sin ella nada habría sido igual).


Sergio me miraba ansioso por que despertara para decirme: "Mi amor! Las probabilidades de que sobrevivan las dos subieron!!!! Es 70% probable de que sobrevivan ambas y 95% sólo una, salió todo bien! duró 9 minutos y sacaron 1 L de liquido amniótico por el exceso que se había producido como consecuencia de la TFF"


Me corrian las lágrimas... recuerdo las paredes de esa habitación, eran moradas..lilas...un poco oscura pero con lo que me decía Sergio parecía que todo se iluminara... Las abracé tomando mi panza, les canté la misma canción que les canté durante el viaje, durante la espera y que de hecho se las sigo cantando 4 años después, las acaricié... y me entregué al momento...


Las primeras 72 hrs eran cruciales para saber si la cirugía había sido exitosa, pasé una noche hospitalizada, con controles diarios por 3 días y después de los 10 días post cirugía volvimos a Chile manteniendo las precauciones y cuidados que nos recomendaron, No podía pasar más de 15 minutos de pié y si salía lo hacía en silla de ruedas . Todo esto para disminuir el riesgo de parto prematuro.


Ahí fue donde acabo la "dulce espera" ya que cada día se transformaba en una nueva meta para alcanzar a llegar lo más lejos posible y que las chiquitas duraran el máximo de tiempo dentro del útero.


Así fue como llegamos a la semana 32 y me hospitalizaron para poder frenarme el parto ya que estaba entrando en trabajo de parto.


Fueron dos semanas hospitalizada, cuando ya las ecografías mostraron que en peso y tamaño estaban bien, me hicieron la cesárea .


Midieron 45 y 46 cm y pesaron 2.300 kg y 2.500 kg con 34 semanas. No necesitaron quedar hospitalizadas y nos fuimos AL FIN las 3 juntitas a casa... sanas y salvas a dar comienzo a la vida múltiple :)


Desde ahí agradezco cada día que éste par de milagritos estén en nuestras vidas...


Ahí comenzó mi inquietud por compartir mi historia con ustedes, y es por éste motivo que el año 2016 creé una comunidad digital en Instagram que en un principio se llamó "mamaxdos" luego "multimadres" y ahora en mi versión más actualizada está bajo mi nombre "ignagormaz" debido a varios procesos y cambios personales que han dado pié a la transformación del contenido que comparto. Te espero!

Si te gustó el artículo

Comunícate conmigo, estaré prontamente ayudándote y acompañándote en tu proceso.

  • Multimadres Igna Gormaz
  • Multimadres
  • @Ignagormaz

Igna Gormaz © 2020. Diseñado por Gibli

logo en blanco.png